[Es un gran error volver a «normalidad» petrolera] «El Perú posee un excepcional potencial energético» por Alberto Ríos

 

   Alberto Ríos

Especialista en Transición Energética

 

El Perú posee excepcionales recursos eólicos, solares y geotérmicos para la construcción de centrales renovables de generación eléctrica a lo largo y ancho del país. Existen ingentes recursos solares en la costa y sierra peruana. En tanto que el recurso solar de la selva es comparable a la energía solar de Alemania, el país con más sistemas solares fotovoltaicos domésticos instalados en el mundo. Los recursos eólicos se concentran en las Regiones de Cajamarca, Lambayeque, Piura, La Libertad y Ancash al norte de Lima, así como en el departamento de Ica y las provincias de Caravelí y Camaná en la Región de Arequipa. Asimismo, existen zonas con gran potencial geotérmico en las tierras altas y en la zona volcánica del sur del país.

Según un estudio realizado por la International Renewable Energy Agency (IRENA), en coordinación con el Ministerio de Energía y Minas del Perú, en el año 2014 se publicó el estudio “PERÚ: Evaluación del Estado de Preparación de las Energías Renovables” en el que se evalúa la situación y evolución de las energías renovables en el Perú hasta el año 2014. En ese informe, el Estado peruano informó que el potencial renovable eólico factible de transformar en energía eléctrica era igual a 22.500 MW. En el año 2016, se publicó una versión actualizada del Atlas Eólico del Perú que permitió cuantificar el potencial 5 Figura 1: Potencia eólica aprovechable en el Perú según el Atlas Eólico del año 2016. renovable eólico aprovechable a una altura de 100 metros. El Atlas Eólico del Perú estimó que en el Perú existen 20.493 MW de recursos eólicos aprovechables sobre un recurso eólico total de 28.395 MW, de interés para la instalación de sistemas eólicos de generación eléctrica.

El potencial eólico aprovechable se caracteriza por estar en zonas incompatibles para la instalación de turbinas eólicas y parques eólicos como zonas arqueológicas, parques nacionales, reservas naturales, zonas históricas, áreas naturales protegidas, zonas recreacionales, etc., figura 1.

 

 

Es importante destacar que las mejores zonas de recurso eólico son las Regiones de Lambayeque, 7.017 MW y Piura, 7.098 MW, que juntas acumulan más de 14.000 MW de potencia eléctrica instalable, muy lejos de Ica y Arequipa, con 2.280 MW y 1.020 MW, respectivamente. Las velocidades promedio a 100 metros de altura en esas Regiones superan los 12 m/seg.

Actualmente en el Perú existen 7 parques eólicos, instalados o en proceso de construcción, que en total suman una potencia instalada de 408 MW. Es decir, en el Perú apenas se aprovecha el 2% del total de recursos eólicos existentes. En la figura 2 se presenta el mapa de centrales eólicas y solares instaladas hasta el año 2016.

 

 

El Perú es uno de los países de mayor recurso solar en el mundo debido a su proximidad a la línea ecuatorial, contando con muchas más horas de sol durante la mayor parte del año con respecto a los países europeos, los países con mayor desarrollo e implementación de tecnologías de conversión solares. En prácticamente todo el territorio peruano existe una excepcional disponibilidad de energía solar debido a su abundancia y uniformidad a lo largo del año.

Estudios del Banco Mundial indican que las Regiones de Arequipa, Moquegua y Tacna disponen de los mayores recursos solares en el Perú para el desarrollo de tecnologías fotovoltaicas y solar térmica. En estas tres regiones al sur del país, la irradiación horizontal global alcanza valores de 6,8 kWh/m2 y 7 kWh/m2 al día, mientras que la irradiación solar directa normal se encuentra en el intervalo 7,5 kWh/m2 y 8,5 kWh/m2. En la figura 3 se presenta el mapa de irradiación solar diaria promedio anual, entre los valores más elevados del mundo.

En el Perú, a inicios del año 2020, operan 7 centrales solares fotovoltaicas, con una potencia instalada total de 285 MW. Para valorar la magnitud del recurso solar en el Perú se estima que una instalación de 1500 MW de potencia solar fotovoltaica requeriría de un territorio de 36 km², es decir, un cuadrado de 6 km x 6 km. Por otro lado, el Perú es un país privilegiado para la construcción de sistemas de generación solares termoeléctricos. El condicionante técnico y económico más importante para la instalación de sistemas solares termoeléctricos es disponer de una radiación solar directa anual, no inferior a 2000 kWh/ m². El sur del Perú cuenta valores de radiación solar directa anual superiores a 3000 kWh, figura 3.

 

 

Las regiones del sur del Perú disponen de excepcionales recursos solares. Los valores de la radiación directa solar superan los 3000 kWh/m², superiores incluso a los valores de radiación existentes en zonas geográficas, con proyectos solares termoeléctricos en ejecución y aprobados para su construcción, en Marruecos y en los Emiratos Árabes.

En el año 2008, INGEMMET actualiza el Mapa Geotérmico del Perú, figura 4, que presenta 6 regiones geotérmicas claramente diferenciadas.

 

 

Los mejores recursos geotérmicos están asociados a fluidos de origen volcánico, asociada principalmente a la actividad magmática. Las mayores reservas de energía geotérmica se localizan en el eje volcánico sur, en la denominada región V, el territorio más estudiado desde la década de los 90. En el caso del potencial geotérmico, según el “Plan Maestro para el Desarrollo de la Energía Geotérmica en el Perú”, publicado por el MINEM, en el año 2012, el potencial total geotérmico del Perú se estimó en 2860 MW. Existe un total de 640 MW clasificados en campos de prioridad relativamente alta, denominados rango A y B, con 340 MW y 300 MW de potencial geotérmico, respectivamente, figura 5.

 

 

Los campos de rango A podrían tener un desarrollo a corto tiempo sin apoyo gubernamental mientras que los campos de rango B sólo esperan autorización para la exploración. Por tanto, el Perú dispone del recurso geotérmico necesario para instalar 640 MW al año 2022.

Si el Estado peruano decidiese resolver, de manera inteligente, el embrollo energético en el que se encuentra gracias al Gasoducto Sur Peruano, apostaría indefectiblemente por una maximización de integración de sistemas renovables. El sistema eléctrico peruano se encuentra en un momento crucial. Es necesario adoptar decisiones que pueden marcar el futuro energético del Perú. Las energías renovables pueden solucionar el embrollo energético y la parálisis económica del sector de generación nacional. El país recibirá una importante inyección de inversiones y será capaz de afrontar, con seguridad, los grandes desafíos de un nuevo sistema energético peruano, despetrolizado, desmetanizado, renovable, sostenible, económicamente competitivo y respetuoso con el medio ambiente. Es la hora de las energías renovables y es el momento de mirar hacia adelante para construir un nuevo y necesario escenario energético para garantizar el futuro energético de las siguientes generaciones.

 

El artículo es parte de ECOS Boletín / Año 6 Número 4 / Edición especial Mayo-Junio 2020 (MOCICC). Que puedes ver completo, haciendo clic Aquí

Comparte este artículo en