CNDDHH demanda esclarecimiento y sanción para responsables del asesinato de lideresa Shipibo-Konibo

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) expresa su mayor preocupación y condena el asesinato de la señora Olivia Arévalo Lomas, reconocida maestra y lideresa del pueblo Shipibo-Konibo. Este crimen se produjo el día de ayer jueves 19 de abril, en la comunidad Victoria Gracia, en Yarinacocha, a 20 minutos de la ciudad de Pucallpa (Ucayali), en circunstancias aún no esclarecidas.

Desde la CNDDHH llamamos la atención sobre la creciente espiral de violencia e inseguridad que afectan a la región Ucayali, y que impacta en particular sobre los pueblos indígenas-amazónicos constantemente amenazados por fuerzas que operan tras la corrupción y el crimen organizado en la zona. Este crimen se produce en un contexto donde las y los defensores de derechos humanos en el Perú enfrentan cada vez mayores riesgos para su seguridad y sus vidas, ante la ausencia y/o falta de voluntad del Estado peruano para generar las condiciones necesarias que garanticen el desarrollo de las y los defensores.

En estas circunstancias, demandamos de la Policía Nacional y del Ministerio Público el pronto esclarecimiento de los hechos así como la detención y sanción para los responsables de este alevoso crimen. Y exhortamos al presidente Martín Vizcarra, y a los sectores competentes del poder Ejecutivo, a realizar las acciones pertinentes que garanticen el derecho a defender derechos de las y los defensores de derechos humanos.

Finalmente, expresamos nuestra solidaridad y sentidas condolencias a las familia de la señora Olivia Arévalo Lomas, a la comunidad Victoria Gracia de Yarinacocha y  a la Federación de Comunidades Nativas del Ucayali y Afluentes (FECONAU).

Lima, 20 de abril del 2018

Comparte este artículo en