«CAJACHO CUIDA CAJACHO: Cajamarca, las juntas vecinales anti-covid» por Gabriel Salazar
Oct06

«CAJACHO CUIDA CAJACHO: Cajamarca, las juntas vecinales anti-covid» por Gabriel Salazar

Compartimos este artículo de Diario Uno, de nuestro compañero, Gabriel Salazar, coordinador para la incidencia y articulación de redes de Forum Solidaridad Perú – FSP.   Cajacho cuida cajacho. Con ese lema y de la mano del Estado, las juntas vecinales del distrito de Cajamarca impulsaron una campaña de brigadas sanitarias anti-covid casa por casa. No les distrae el debate de la segunda ola de Covid-19, ni la Fase 4 de la reactivación económica, ni tampoco las elecciones. Las juntas, aunque las cifras bajen, no bajan la guardia. Creo que ese es el camino, impulsar un trabajo conjunto entre el Estado y las organizaciones territoriales en una estrategia comunitaria para encarar el Covid-19 en cualquier escenario posible. Ya hay experiencias que marcan esta ruta. Por ejemplo, en Cajamarca. Al inicio, el virus se contuvo con las rondas urbanas y rurales. Sin embargo, exhaustas y sin mayor soporte del Estado, además de desbordadas por la fuerte migración, se replegaron apenas cayó el cerco comunitario. En ese momento, las cifras aumentaron y el miedo creció. Pero ahí entraron a tallar las Juntas Vecinales. JUNTAS VECINALES Las 24 Juntas Vecinales del distrito de Cajamarca organizan a sus 24 sectores. Cada sector cuenta con varios barrios. Por ejemplo, el Sector 18 contiene a La Florida, Aranjuez y Miraflores. Este nivel de organización les permite tener un conocimiento territorial de la zona. Algo fundamental para la contención del virus. En esa línea, algunas juntas hicieron un Plan de Trabajo para contener el Covid-19, el cual les sirvió para conseguir una reunión con el alcalde de la Municipalidad Provincial de Cajamarca e implementar algunas pocas acciones contra el virus. Y aunque no recibieron tanto apoyo como desearon, la municipalidad les acreditó como Comando Covid. ARTICULACIÓN Además de ello, las juntas se articularon con el Gobierno Regional de Cajamarca y su red de salud, gestionando acciones de prevención y atención frente al Covid-19. De esta manera, las y los dirigentes de las juntas vecinales fueron buscando a cada una de sus autoridades, caminando institución por institución, tocando puerta por puerta. Como resultado de ello, impulsaron la campaña Yo me apunto contra el Covid, de la mano del Gobierno Regional. “Identificamos las familias y personas más vulnerables, mayores, con comorbilidades, discapacitadas, y se les aplicaba la prueba rápida, tamizaje, y si era positivo se les aislaba y daba un kit de medicamento”, me explicó Miguel Chávez, presidente del Consejo Directivo de las Juntas Vecinales de los 24 Sectores de la zona urbana del distrito de Cajamarca. CAJACHO CUIDA CAJACHO De igual manera impulsaron la campaña Cajacho cuida Cajacho. La cual consistió en ir casa por casa y...

Leer más
«Contagio covid-19 en Lima se atenúa y galopa en Amazonía Indígena del norte» por Marlene Castillo
Jun19

«Contagio covid-19 en Lima se atenúa y galopa en Amazonía Indígena del norte» por Marlene Castillo

El siguiente análisis pretende sumar razones a la urgencia de contar con registros e informes oficiales sobre la situación covid-19 en los pueblos indígenas de la Amazonía peruana, a partir del análisis de tendencias de contagio y propagación en las regiones de Loreto, Ucayali y Amazonas, así como de la data covid-19 indígena publicada recientemente. A MODO DE INTRODUCCIÓN Confiamos en que la participación de los pueblos indígenas en los comandos covid-19 regionales y locales de la Amazonía peruana, impulse y asegure que se incorpore la pertenencia étnica-cultural de los casos covid positivos – diferenciando hombres y mujeres – según pueblo y en cada provincia, tanto en los registros e informes nacionales y regionales oficiales de covid-19. Sin esa información no es posible que el Estado y los pueblos indígenas puedan aterrizar planes, presupuestos, acciones que aseguren la supervivencia de nuestros pueblos indígenas. Exhortamos al cumplimiento de las obligaciones que el gobierno tiene no sólo por normas de rango constitucional sino también por las normas recientes que ha emitido en el marco de la declaratoria de emergencia. Tenemos razones para dudar de ese cumplimiento. El 8 de junio, hace 10 días, se publicó la siguiente noticia en los portales del MINCUL y el MINSA: “Los ministros de Cultura, Alejandro Neyra, y de Salud, Víctor Zamora, acordaron con los representantes de los pueblos indígenas de Loreto y el Gobierno Regional de Loreto la creación del Comando COVID Indígena. El acuerdo tiene como finalidad de que participen de manera directa en la implementación del Plan de Intervención para la Prevención y Respuesta Sanitaria en las comunidades nativas. Este plan está orientado a atender las necesidades de salud en 110 poblaciones indígenas ante el avance del COVID-19, para lo cual se ha asignado un presupuesto de S/. 85 millones para distribuirse en diez regiones de la amazonía”. A la fecha de esta publicación, aún no había transferido el presupuesto correspondiente para la ejecución del plan de intervención en la Región de Loreto, tal como lo ha hecho conocer la organización ORPIO. Pero, tampoco el Ministerio de Cultura-Viceministerio de Interculturalidad había emitido el Informe de la situación de contagio y de atención de los pueblos indígenas u originarios, a 18 días de la aprobación del decreto que obliga a la incorporación de la variable étnica en los registros oficiales y el informe respectivo. El presidente de FECONACO, una de las organizaciones participantes del Comando Covid Indígena de Loreto, el 11 de junio según el Observario Petrolero de Amazonía Norte, expresó la gravedad de la situación ante el incumplimiento de transferencia del presupuesto para la ejecución del plan de intervención: “tenemos claro que no podemos continuar...

Leer más
«Transición Social y Ecológica: después de la pandemia ¿qué nos toca?» por Micaela Guillén (FSP)
Jun14

«Transición Social y Ecológica: después de la pandemia ¿qué nos toca?» por Micaela Guillén (FSP)

La emergencia sanitaria mundial en la que nos encontramos revela la situación de vulnerabilidad y fragilidad propia de nuestra humanidad, con la que siempre hemos convivido y a la que le hicimos frente autoproclamándonos dueños de la naturaleza y decisores del destino de ella. ¿Cuántas veces escuchamos discursos de los dueños del capital y de la espiritualidad desestimando la “civilidad” de aquellos grupos humanos que asumen la naturaleza como divinidad o madre de la vida, aquellos a los que la historia los llamó Indígenas y ciudadanos de segunda categoría? Hoy, un virus desatado a consecuencia del sistema económico imperante nos ha despojado de casi toda la seguridad y sobrevaloración de nuestra humanidad, evidenciando nuestra vulnerabilidad y obligándonos al confinamiento para salvar nuestras vidas. Llenos de incertidumbre por no saber con certeza sobre la posibilidad de volver a vivir la vida que conocemos y a la que estábamos acostumbrados, esa forma de vivir hegemónica donde la naturaleza es un recurso para el enriquecimiento. Hasta ahora no nos habíamos considerado parte de la misma naturaleza, no pensamos que los efectos del agotamiento del mundo pudiera tener efectos directos sobre nuestros estilos de vida y supervivencia como humanidad. Las corrientes más disidentes del capitalismo vinculadas al movimiento indígena y ambientalista no estuvieron tan lejos de las predicciones sobre el futuro de nuestra humanidad y la exigencia de tomar medidas para salvaguardar la especie y los territorios que habitamos. Mucho se dice que la situación en que la pandemia nos sitúa como humanidad tendría que llamar a la reflexión sobre la necesidad de un proceso de transición social y ecológica. Sin embargo, la respuesta de quienes manejan la economía y el poder en el mundo, no lo creen conveniente. Antes de la llegada de la Pandemia a nuestro continente estábamos viviendo un segundo martillazo de reajuste económico del neoliberalismo. En el Perú, estaba en marcha el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, que pretende el perfeccionamiento del neoliberalismo en nuestro país. La situación del crecimiento del PBI y las riquezas conseguidas a consecuencia de las actividades extractivas, que los últimos cinco gobiernos nos han presentado como el milagro económico, no se veían reflejadas en la realidad del grueso de población de nuestro país. Los pueblos indígenas del Nororiente peruano desde hace más de diez años protestan y exigen soluciones en relación a los derrames de petróleo y mejora de las condiciones básicas de vida. En el país urge un proceso de transición social y ecológica, donde el respeto de la naturaleza y la seguridad humana sea el real objetivo. Antes de la llegada de la Pandemia, cientos de familias indígenas andinas y amazónicas...

Leer más
Vídeo: Lideresa Kukama clama desde Samiria desbordada por la pandemia: «Sr. presidente, somos gente y tenemos derechos. ¿Dónde está toda la plata que han sacado de aquí?»
Jun11

Vídeo: Lideresa Kukama clama desde Samiria desbordada por la pandemia: «Sr. presidente, somos gente y tenemos derechos. ¿Dónde está toda la plata que han sacado de aquí?»

Desde Parinai, en la cuenca del Río Marañón, Samiria, región Loreto, Mary Luz Canaquiri, lideresa de la Federación de Mujeres Kukama «Huaynakana Kamatahuara Kana», clama al gobierno, ante el abandono en el que deben hacer frente al avance incontrolable de la pandemia del Covid-19. «Señor presidente, la población indígena somos seres humanos, somos gente, somos ciudadanos, como todos los peruanos, con todo el derecho, no queremos un favor, queremos que se cumpla ese derecho». Señala, la lideresa, en el vídeo de poco más de dos minutos de duración, que Forum Solidaridad Perú (FSP) entrega al público, convencido de que no habrá salidas sustentables a la actual crisis, sin escuchar la voz de las regiones y comunidades.   HAZ CLIC ENCIMA DE LA IMAGEN Y MIRA EL VÍDEO: LIDERESA KUKAMA CLAMA DESDE SAMIRIA DESBORDADA POR LA PANDEMIA: «SR. PRESIDENTE, SOMOS GENTE Y TENEMOS DERECHOS?» Mira el Vídeo en Facebook    ...

Leer más
«5 de junio, medio ambiente, 34 fallecidos por defenderlo y Covid-19» por Paco Muguiro
Jun08

«5 de junio, medio ambiente, 34 fallecidos por defenderlo y Covid-19» por Paco Muguiro

  Paco Muguiro Ibarra s.j.  Confinado en Manresa, Barcelona, 3 de junio del 2020   Todavía no salimos del asombro, nuestra cabeza, la de los médicos, la de los políticos, la de los especialistas que estudian los virus, todos estamos llenos de preguntas sin contestar. ¿Cómo puede ser posible que, en el siglo XXI, con todos los medios que tenemos, podamos saber tan poco de este enemigo, tan peligroso?  que ha encerrado en sus casas a varios millones, que ha contagiado a 6,263.581, matado a 376.000, y los que faltarán de América y África, pero además ha sido capaz de inmovilizar a miles de aviones en todo a el mundo, millones autos, de trenes, parar todas las industrias grandes y chicas? Que salió de China en el mes de Enero y en tres meses se ha  extendido por todo el mundo. Le hemos puesto nombre,  el COBID 19, que marcará la historia casi tanto  como una guerra mundial. De hoy en adelante habrá un antes y un después del COBID 19. El COBID 19, se ha hecho presente en el medio ambiente. ¿Pero intuimos de dónde viene y por qué se ha hecho presente? Se ha hablado mucho de la biodiversidad de las especies, nosotros somos una de ellas, y la única capaz alterar el orden sistémico en donde nos desarrollamos. Con nuestro actuar, con nuestra forma de desarrollarnos y de vivir, no solo cambiamos el medio ambiente, sino que alteramos el orden, el sistema en el que podría desarrollarse naturalmente. Todo el mundo sabe que con  nuestro rápido crecimiento de los últimos  70 años, hemos creado mucha riqueza, el PBI mundial ha crecido cuatro veces, pero nos estamos dando cuenta que no podemos seguir creciendo de igual manera, porque ha sido a costa de otras formas de vida, que van desapareciendo del planeta, y que sin saberlo eran necesarias para no alterar nuestro ambiente.  Hemos perdido el 20% de especies  y otro 25% de animales y plantas está en peligro de extinción, y esto supondría en total un millón, que perderíamos si seguimos con este modelo. Sin embargo, y acá es donde entra nuestro enemigo el COBID 19, dicen los ecólogos: “ Que no hay sistema sanitario más capaz de defendernos de los virus que la naturaleza” (Fernando Valladares, Director del Grupo de Ecología y Cambio Global del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, CSIC) y lo explica: “ Si protegemos la biodiversidad, protegemos la salud, porque ayuda a repartir la carga vírica entre las distintas espacies……cuantas más especies intermedias coloquemos como colchón, el riesgo para nuestra salud  es menor” Para terminar diciendo: “ El empobrecimiento de los...

Leer más
«No hay lugar para el racismo en una sociedad sana» por José Manuyama
Jun08

«No hay lugar para el racismo en una sociedad sana» por José Manuyama

“El “no puedo respirar” se ha convertido en un símbolo de la igualdad racial, coreado por los miles de participantes que se han sumado a las calles en todo el país norteamericano”   José Manuyama Ahuite El crimen de una persona afroamericana en EE.UU., ha desplegado más de dos semanas de protesta consecutiva y generalizada en dicho país, y se ha extendido a varias ciudades de Europa. El “no puedo respirar” se ha convertido en un símbolo de la igualdad racial, coreado por los miles de participantes que se han sumado a las calles en todo el país norteamericano. “I can’t breathe” es la última frase suplicante de George Floyd, mientras era asfixiado por la rodilla de un impávido y deshumanizado policía. Las imágenes dramáticas del hecho son verdaderamente espantosas, retrato de un triste episodio que ninguna persona merece sufrir. Los protestantes guardan varios minutos de silencio en determinados momentos, en aciaga recordación de los 8 minutos que el policía acusado de asesinato, aprisionó el cuello del ciudadano que vivía en la ciudad de Minneapolis. “El Perú, erigido sobre la violencia racista colonial, todavía padece de este tipo de situaciones vejatorias” El Perú, erigido sobre la violencia racista colonial, todavía padece de este tipo de situaciones vejatorias. Todavía hay programas televisivos basados en estereotipos que denigran al poblador andino, afroamericano, y amazónico. Y todavía hay gente que cree en su cierta superioridad racial por encima de las demás pueblos. Un pensamiento enfermo heredado de nuestra situación histórica que obstaculiza la integración nacional y la armonía de nuestra patria. El racismo no es un aspecto aislado. Viene con la invasión europea y subsiste hasta nuestros días. La soberbia cultural destruye la vida de todos y ha hecho  añicos las culturas andino amazónicas, sobre cuyas bases espirituales hoy reside en parte la sobrevivencia de la propia humanidad. Los amazónicos sí que sabemos de racismo. Muchas lenguas han desaparecido. Hablamos en español, pero es la lengua impuesta a sangre y fuego. Sí que cuesta asumir un enfoque intercultural que permita la superación de la desintegración social. Las escuelas reproducen la supremacía occidentalizada en desmedro de las culturas ancestrales. Por suerte nada está concluido. Es bueno que el noticiero de las 8 de la noche de canal 7, termine con unos minutos en una lengua originaria según el día. Radio Ucamara en Nauta, con Leonardo Tello, lleva por muchos años programas en kukama kukamiria. Gracias a este trabajo y de muchas otras valiosas iniciativas la gran lengua de mis ancestros subsiste. Qué infinito valor tiene para los pueblos que han mantenido el idioma en la Amazonía: achuar, candoshi, bora, huitoto, quichuas, entre otras...

Leer más